¿Pueden jugar los niños al Paintball?

Una experiencia divertida con beneficios

Nada sienta tan bien como estar al aire libre gozando de una sesión de juegos para agilizar cuerpo y mente.

¿Te gustaría darles a tus hijos la oportunidad de pasar un día de lo más divertido? Con una sesión de paintball para niños lo tienes asegurado.

Si estás buscando un regalo sorprendente para comenzar el año con las pilas recargadas, si crees que a tus hijos les puede venir bien pasar un día en la naturaleza jugando y riendo mientras viven una experiencia inolvidable, entonces seguro que un día de mini paintball es lo que estás buscando.

Uno de los pasatiempos favoritos de los niños es ¡una actividad física al aire libre! Parece que los más pequeños ya solo saben distraerse con juegos virtuales, pensamos que ya no se divierten jugando como siempre, al aire libre, con amigos, en movimiento, pero es lo que más disfrutan y lo mejor para su salud y estabilidad emocional.

Jugando a Paintball en la naturaleza disfrutarán como nunca soltando adrenalina con sus amigos, organizando equipos y elaborando estrategias. Después de las fiestas, muchos niños quieren volver a reunirse con sus amigos, bien sean del colegio o del barrio, y retomar el contacto con una jornada de juego intensa, puede ser memorable.

Beneficios de jugar al aire libre

Probablemente tu hijo pasa mucho tiempo en el aula, y gran parte de su vida diaria es en interiores. Alentarle a pasar tiempo jugando al aire libre ayuda a su desarrollo motor, sensorial, social y cognitivo, y es excelente para su salud general y su bienestar.

Sabemos que jugar al aire libre es fantástico para ayudar a los niños a potenciar sus habilidades físicas, previniendo enfermedades como la obesidad o la diabetes. También se potencia la creatividad y la imaginación, ya que al estar en un entorno abierto, el factor sorpresa agudiza el ingenio mucho más que los juegos de casa. Se convierten en niños más autónomos, más despiertos, con mayor poder de decisión y capaces de encontrar soluciones por sí mismos. Además, si son tímidos, les ayuda en sus relaciones sociales y se vuelven más abiertos.

Otro de los beneficios de jugar a painball es el trabajo en grupo, aprender a jugar en grupo ejercitará su capacidad de cooperación y colaboración con los otros, manejo de la frustración, ayuda al prójimo y al bien común.

Estar al aire libre también ayuda a conectarse con la naturaleza y el medio ambiente. Se puede aprovechar la oportunidad de salir juntos y hablar con el niño sobre el mundo natural. Por ejemplo, cómo crecen las plantas, el cambio de estaciones o la migración de las aves.

Paintball para niños

Mantener a los niños involucrados en algo que no sea videojuegos e informática puede ser difícil. Pero, ¿qué mejor manera de atraer a los niños para que salgan de la casa que dejar que se ensucien disparando bolas de pintura?

El paintball es un deporte que se popularizó a principios de los 80 y rápidamente ha ganado una enorme presencia internacional. Pero, el paintball no es un juego solo para niños, tanto hombres como mujeres compiten regularmente en equipos y entre sí, en el mismo campo de juego.

Afortunadamente, en nuestro Paintball en Madrid tenemos unas excelentes instalaciones para llevar a los niños, a los preadolescentes y a los adolescentes para que puedan desahogarse y participar en un emocionante juego de paintball. Correr alrededor de un terreno al aire libre, esquivar obstáculos, sentir la emoción de la competencia, esquivar las bolas de pintura, hacer estrategias de grupo, puede ser una buena forma de hacer una salida familiar, un evento grupal o una fiesta de cumpleaños de lo más amena y divertida.

Ofrecemos nuestras instalaciones para que los más pequeños de la casa disfruten jugando al aire libre sin problema alguno. Si la seguridad es una preocupación, puedes estar tranquilo, porque ofrecemos equipos de bajo consumo para todos los juegos de paintball para que no haya posibilidad de lesiones. Les proporcionaremos la equipación de Paintball infantil adecuada para su edad. Consiste en una máscara de protección específica para su uso, mono con protecciones en el cuello y otros refuerzos, guantes, peto de protección extra y la marcadora especial con bolas de calibre más pequeño para niños de 7 a 13 años.

Además en cada partida ofrecemos: agua, una marcadora Tipmann del modeloJT Splatmaster Z200 específica para los niños, munición y horas extra de juego.

Este lugar de propiedad y operación familiar tiene como objetivo brindar a los jugadores de todos los niveles la oportunidad de perfeccionar sus habilidades en el paintball. La edad mínima para jugar paintball es de 7 años, y los jugadores menores de 18 años deben tener una autorización firmada por un padre o tutor.

Este 2019 regala diversión a tus hijos en nuestras instalaciones de Paintball en Quijorna, a 25 minutos de Madrid. Puedes realizar una reserva a través de nuestra página de contacto o ponerte en contacto con nosotros si tienes alguna duda previa.

¡Mejora el desarrollo de tu hijo a través del paintball!

Leave a Reply